La radioafición tunera junto a su comunidad

El pasado 30 de septiembre, la rutina de transeúntes y usuarios de la zona WiFi del recientemente remozado parque Maceo no fue la misma. Varas de fibra de vidrio se erigieron como soporte para antenas y sonidos poco comunes provenientes de equipos de radio, uno de ellos conectado a una laptop, invadieron la tranquilidad propia de los domingos en este icónico lugar de la ciudad de Las Tunas.

 

 

 

 

 

 

Desde hace algunos años esta escena se repite cada septiembre. La filial tunera de la Federación de Radioaficionados de Cuba (FRC) se acerca por estas fechas a su comunidad y sale de su sede social para mostrar a la gente una pequeña porción de cuanto hacen los radioaficionados, más allá de su labor durante huracanes u otras emergencias de índole natural o no.

 

Tres estaciones estuvieron activas esta vez, una en la banda de 40 metros (SSB), otra en la repetidora local de la banda de 2 metros y una más en 20 metros (FT8).  Esta última fue la novedad y sin dudas, despertó la curiosidad, sobre todo de niños y jóvenes, aunque también personas de la tercera edad se mostraron interesados. La oportunidad fue idónea además para mostrar ¨en vivo y en directo¨ parte de lo aprendido a  varios matriculados en la actual  Academia del Radioaficionado.

A pesar de la mala propagación, el ruido imperante en las bandas de HF y el breve espacio de tiempo, en 40 metros se lograron contactos con 22 estaciones, incluyendo algunas ubicadas en República Dominicana y EEUU; mientras que en FT8 se hicieron cincuenta QSOs con estaciones ubicadas en los propios EEUU, Alemania, Rusia, Suecia y Noruega.

La actividad fue reflejada en un reporte de la periodista Natasha Díaz Bardón, publicado en el canal de TV local y disponible en YouTube. Sin dudas fue una jornada especial donde los radioaficionados tuneros demostraron una vez más su compromiso con la sociedad y comunidad a la que se deben. (Publicado en FRCUBA)

 

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.