Mis experiencias en HK1NA

Por Raúl Verdecie/CO8ZZ

radioTodo comenzó para el mes de mayo de 2013, cuando a través de Juan Carlos/CO2JD, recibí la magnífica noticia, que me pareció broma; de que ambos estábamos invitados por Jorge/HK1R, a participar en la operación que para el CQWW de CW, preparaban desde su estación de concurso: HK1NA. Luego, otros correos electrónicos intercambiados con Pepín/HK3TK/CO2TK confirmaron la buena nueva. A partir de ese momento fueron incontables los e-mail cursados en una y otra dirección, varios los viajes a La Habana desde Las Tunas y otros tantos los inconvenientes burocráticos y pedidos consulares, a los que afortunadamente Jorge accedió de manera oportuna.

Finalmente, un día antes del vuelo, pude tener la visa en mis manos; ya Juan Carlos, por residir en La Habana, la había recibido con anterioridad. Volamos hacia Cartagena con conexión en Ciudad Panamá el día 19 de noviembre en la mañana, al mediodía, arribamos a la bella ciudad caribeña. En las afueras del aeropuerto, como habíamos acordado, nos esperaba Pedro/HK1X.

Cartagena de Indias

hk1x

Izq. Der. CO2JD, HK1X y CO8ZZ

Pedro resultó ser tal como lo imaginaba luego de tantos años de contactos radiales: alguien con un excelente carácter y sobre todo, muy buen anfitrión. Luego de dejarnos instalados en un pequeño pero muy confortable hotel, prometió recogernos en la noche para cenar juntos y mostrarnos la parte antigua de la ciudad. Mientras, decidimos salir a dar un recorrido por los alrededores para al mismo tiempo, almorzar algo. Cartagena de Indias es sin dudas una bella ciudad y sus habitantes le hacen honor con una humildad y educación asombrosas, luego comprobamos que la amabilidad y el buen carácter es propio del colombiano, al menos de los “costeños” como se autodenominan los habitantes del litoral norte del país. Al regresar al hotel por fin tuve tiempo suficiente para actualizar a la familia y a las amistades a través del correo electrónico. Con ese objetivo llevé desde Cuba un Ipod y a pesar de algunos tropiezos iniciales por desconocimiento, no faltó donde quiera que estuve, una red de WiFi para conectarme a Internet. En la noche, fuimos con Pedro a recorrer parte de la ciudad antigua; la que por momentos nos recordó el casco histórico de La Habana, con las calles adoquinadas y la arquitectura propia de una metrópolis y época fundacional en común. Cenamos en un magnífico restaurante con nombre “Crepes & Waffles”, un sitio con un ambiente muy agradable, donde se mezclan armoniosamente lo antiguo y lo moderno.

Jumanji

campo antSobre las nueve y media de la mañana del miércoles, Pedro nos encaminó hasta la estación de “busetas”, como llaman allí al transporte que cubre el recorrido entre las principales ciudades “caribeñas”. Tomamos la ruta Cartagena – Barranquilla con la indicación de quedarnos en una gasolinera cercana a la finca donde Jorge tiene instalada su estación; allí nos esperarían dos motocicletas para trasladarnos hasta “Jumanji”. Luego de aproximadamente hora y media de viaje llegamos al sitio indicado, donde efectivamente, dos “moto taxis” aguardaban por nosotros. Luego nos percatarnos que la presencia de este tipo de transporte es muy común por aquellos lares, casi “epidémica”; según cuentan, luego de la instalación en la zona de una fábrica de origen chino. A medida que nos acercábamos a la estación y el campo de antenas se hacía cada vez más visible, comencé a percatarme de la grandeza real de aquella instalación; cuando Salim/HK1T nos dio la bienvenida y nos invitó a conocer el shack me convencí aún más de lo privilegiados que éramos, una estación con siete confortables posiciones en las que predominan radios ICOM 7600, 7700 y 7800 con amplificadores Alpha 8410, sin dudas, son razones suficientes. Salim es uno de los lideres de la “cofradía”, una persona increíblemente atenta y “otra vez”, alguien con muy buen carácter; siempre activo, cuando llegamos al mediodía, trataba de poner a punto el rotor de la cubical quad para la estación multiplicadora.

La legión extranjera

Jorge ya nos había dado una amable bienvenida por teléfono a nuestra llegada y constantemente estuvo al tanto nuestro a través de Pedrito durante nuestra estancia en Cartagena. Luego de instalarnos en la finca, supimos que esperaba en Barranquilla por el resto de los colegas que arribarían desde EEUU y Brasil. Sobre las tres de la tarde llegó a la finca acompañado por Lars/K9FY, Ville/PY2ZEA/OH2MM y Thomas/PY2ZXU/SM0CXU, quienes junto a Mariano/LU8EOT, Juan Carlos/CO2JD y yo, completábamos el grupo de operadores extranjeros. A Mariano lo conocí personalmente algo más tarde, cuando regresó de casa de Bolmar/HK1MW, donde se encontraba junto a Jaime/HK1N instalando los SDRs para el skimmer. Todos de primera instancia me parecieron gente increíble, muy accesibles y sencillas a pesar de poseer respetables historiales relacionados con grandes expediciones y concursos desde diferentes partes del mundo. Lars y Thomas son de origen sueco, mientras que Ville es finlandés, miembro del conocido club “Radio Arcalá”.

Barranquilla

Barranquilla

Barranquilla

Ese día Jorge nos invitó a conocer Barranquilla, y al mismo tiempo, lo acompañamos a hacer parte de las compras necesarias para los próximos días en la finca. Como para no ser la excepción, porque además, tratándose del líder no podía ser de otra manera; resultó ser alguien muy cercano, como si nos hubiésemos conocido desde siempre. De todo un poco se habló durante el trayecto hasta la ciudad, distante algunos minutos de la finca. Nos llamó la atención la calidad de la autopista y como se construye, superponiendo materiales de diferentes características entre los que se tiende una especie de capa de polietileno; según nos explicó Jorge, es por las características del terreno, proclive a desmoronarse entre etapas de lluvia y sequía. También es imponente la alta actividad constructiva que se aprecia por doquier. La parte de la ciudad que conocimos me recordó algunos repartos de La Habana, como las partes más modernas de “El Vedado”. Luego de las compras, pasamos por Frank/HJ1FAR, otro de los integrantes del team, que se encarga de las cuestiones informáticas; también, una gente “de puntería” como decimos por acá. De ahí, regresamos directamente a Jumanji.

Jueves

shackPara el jueves en la mañana ya todo el equipo estuvo completo, con excepción de Pedro que llegaría al siguiente día por obligaciones laborales y Pepín/HK3TK, quien había perdido el vuelo desde Bogotá. Bien temprano conocimos al resto del team: Bolmar/HK1MW y Jaime/HK1N, quienes son algo así como los patriarcas del grupo, no solo por su edad; sino por el respeto que inspiran y merecen. En la mañana, la finca parecía un hervidero, todos hacíamos algo de lo que quedaba pendiente a pesar de las muchas semanas de trabajo intenso. Mientras, la “parte cubana” ayudaba a Salim en la construcción de los transformadores hechos con tramos de coaxial de 75 ohmios para la cúbica, y Jaime chequeaba con el analizador de antenas si adaptaban correctamente los 100 ohmios de impedancia. Luego del almuerzo, Bolmar nos invitó a hacer un recorrido por el campo de antenas. De manera especial, nos llevó hasta una de las dos antenas de cinco elementos verticales para 80 metros en las que personalmente había trabajado recientemente. Allí, admirando aquella magnífica obra y escuchándolo hablar tan apasionadamente, sumé una razón más para sentirme privilegiado; me sentí protagonista de una iniciación, frente a aquel “monstruo radiante” y Bolmar como maestro de ceremonias. Al regreso, me senté por un rato en la estación de 10 metros, en “un abrir y cerrar de ojos” trabajé mas de un centenar de estaciones, de esta manera, se escuchó por vez primera HK1/CO8ZZ. A media tarde Bolmar nos invitó a conocer “Juan de Acosta” el pueblo donde vive. Luego de dejar a Mariano y Jaime en su casa, proseguimos viaje hasta el poblado.

Juan de Acosta

Juan de Acosta

Juan de Acosta

El pueblo ciertamente no deslumbra por su belleza, sin embargo, posee la magia propia de lo sencillo. Con la estructura característica de todo pequeño pueblo: la parroquia, un parque y alrededor todo lo demás, me recordó por alguna razón escondida en el subconsciente, la literatura de ese ilustre “costeño”: Gabriel García Márquez. Una colorida escultura del libertador Simón Bolívar situada frente a un céntrico edificio, el que sospeché fuera la alcaldía, sirve de humilde homenaje de recordación a ese gran hombre tan ligado a la historia de esa tierra y de la América toda. Luego de un breve recorrido en el que por cierto, Bolmar demostró ser alguien muy querido por sus correligionarios, regresamos a su casa. Allí, Mariano y Jaime continuaban trabajando en los SDRs para el skimmer, los que por alguna razón, no funcionaban como se esperaba apenas a 24 horas de comenzar el concurso. En un momento determinado, se sospechó fueran las antenas receptoras las causantes del mal y decidimos entre Bolmar, Juan Carlos y yo, subirlas todo lo que permitieran el largo de los coaxiales, en definitiva, todo resultó ser un problema de software que quedó resuelto justo al caer la noche.

operandoRegresamos a Jumanji ya entrada la noche, luego de comer me senté en la estación de 40 metros, que junto a Pedro, era a la que estaba destinado por el plan de operación. Según este, los turnos serían de cuatro horas de operación y al menos durante las primeras horas del concurso, estaríamos solo en esta banda, para luego, al menos yo, pasar a los 10 metros. Sin embargo, por la ausencia de algunos de los colegas en la rotación original, el plan sufrió variaciones. Esa noche tuve el placer de operar la magnífica estación que posee HK1NA en esa banda: un ICOM IC-7800 excitando un ALPHA 8410 y un “rosario” de antenas entre las que sobre todo, utilicé el stack de dos yagis de tres elementos. También cuenta la estación con cinco elementos verticales hacia Europa y otras antenas de alambre más una receptora SAL-20. Acostumbrado al alto nivel de ruido que normalmente padezco en casa, aquello me pareció el paraíso y gocé de constantes y nutridos pileups durante todo el tiempo que estuve en el aire. Una de las varias estaciones cubanas que contacté fue Douglas/CO8DM, quien llamó a casa y avisó a mi esposa con quien pude hablar un rato después. Experimentar esa rara sensación de escuchar gente querida cuando se está lejos del hogar es algo indescriptible, por cierto, mi veterano TS-130s se escuchaba estupendamente bien con sus maltrechos 10 watts. Al cerrar la estación, había contabilizado más de 650 contactos.

Viernes

Izq. Der. CO8ZZ, HK3TK, CO2JD

Izq. Der. CO8ZZ, HK3TK, CO2JD

En la mañana se completó el equipo con la llegada de Pedro y Pepín, este último, un cubano que vive en Colombia desde hace ya algunos años. Curiosamente, luego de tanto tiempo de hablar por radio estando en Cuba, nos conocimos personalmente a casi dos mil kilómetros de la patria. En Cuba, Pepín ostenta el indicativo CO2TK y mientras andaba por acá de manera permanente, era una de las estaciones cubanas más activas en DX y en concursos internacionales, alguien muy simpático, sin dudas. Durante una parte de la mañana probé nuevamente la estación para 10 metros: un K3 con un ALPHA 8410 y antenas para escoger: un stack de tres yagis de cinco elementos, otro de dos yagis de nueve “super Berthas” y una ground plane. Al igual que en 40 metros, disfruté nutridos pile ups con la ventaja de la ausencia del QRN. Casi al mediodía subí a la loma donde están emplazadas la mayoría de las torres; Salim y dos torreros ayudados por Frank, Pepín y Juan Carlos daban los últimos “acordes” para el izaje de la cúbica para la estación multiplicadora. Llegué a tiempo para sumarme a la cuidadosa labor de impedir que la “tela de araña” se enredara en los vientos de la torre mientras se subía aquel monstruo. Finalmente, unos minutos pasadas las cinco de la tarde se dio por terminado el montaje y bajamos hacia la estación para una reunión previa y las fotografías del equipo antes de comenzar el concurso.

La hora “cero”

hk1nDesde unos minutos antes de la hora de arrancada cada uno de los operadores destinados para el primer turno ocupó frecuencias limpias. Bolmar/HKMW en 160 metros, Jaime/HK1N en 80, Pedro/HK1X en 40, Ville/PY2ZEA en 20, Jorge/HK1R en 15 y Mariano/LU8EOT en 10 metros; a las 00:00 UTC del sábado 23 de noviembre, se comenzó a trasmitir la poderosa señal de HK1NA en todas las bandas desde 10 hasta 160 metros. Transcurrida una hora de operación ya se tenían 591 contactos y se mantenía un rating de 672 QSOs por hora. Pensé acostarme y despertarme justo antes de las once de la noche para relevar a Pedrito, pero no me pude dormir y opté por esperar conversando o revisando el desarrollo del concurso a través de una pantalla instalada fuera del shack. También aproveché para actualizar mi perfil de Facebook y contestar algunos mensajes pendientes. Llegado el momento del relevo, había ya 650 QSOs en la banda de 40 metros y 2150 en total. Las próximas horas fueron de intensa actividad, cuando le entregué nuevamente a Pedro, ya estaba redondeada la cifra de 1200 contactos. Apenas unos minutos después de terminar mi turno en 40 metros, relevé a Bolmar en la top band pues no se sentía bien y la verdad es que yo no tenía mucho sueño. Trabajar los 160 metros en HK1NA fue una magnífica experiencia por las estupendas condiciones existentes allí para esta banda: un IC-7600, un amplificador ALPHA 9500 y además de dipolos, una vertical y una antena receptora HI-Z. Utilizar esta antena fue una nueva experiencia para mi, tras cada llamado hay que “direccionarla” constantemente con un selector, en busca del posible corresponsal. Sobre las seis de la mañana regresé a los 40 metros y allí estuve hasta el cierre de la estación al filo de las ocho, cuando fui a dormir por primera vez.

Sábado

El día lo pasé haciendo relevos cortos en 10 y 15 metros, aunque en la tarde estuve cerca de tres horas operando 15, luego de que al pararme al lado de Lars, este me propusiera sentarme, a lo que accedí inmediatamente. Ya para ese entonces andábamos por los 8000 contactos con un rating de 468 QSOs por hora. En 15 metros, cuenta Jumanji con un ICOM IC 7700, un ALPHA 8410 y un stack de tres yagis de seis elementos más una ground plane. A las siete de la noche ocupé mi turno “oficial” en 40 metros hasta las once, cuando me relevó Pedro. Ya el día anterior me había alertado que estuviera listo por si tenía que sustituirlo antes de tiempo, pues no se sentía bien de salud, así que unos minutos antes de las doce de la noche volví a sentarme al radio. Pedrito regresó sobre las dos y media de la mañana, sintiéndose mejor. Cuando me fui a descansar las estadísticas marcaban 11.600 contactos y un rating de 280 QSOs por hora, algo normal para ese horario de la madrugada.

Domingo

HK1R y CO8ZZ

HK1R y CO8ZZ

Desperté sobre las siete de la mañana e inmediatamente me fui a los cuarenta, un poco más tarde, al cerrar la estación andábamos ya por los 12.800 contactos. El resto del día lo pasé entre los quince, los 10 metros y la estación multiplicadora: Un IC-756 PROIII excitando un amplificador ICOM PW-1 y una cúbica multibanda de cuatro elementos. Si algo disfruté durante el concurso, además de los magníficos pileups, fue la “maniobrabilidad” que ofrece el CW Skimmer en el trabajo de los multiplicadores, tanto en las estaciones “running” como en la multiplicadora. El CW Skimmer es un software decodificador de morse diseñado por VE3NEA, que en comunión con los SDRs te “marca” las estaciones escuchadas en una especie de mapa de la banda. A su vez, el Wintest, que es el programa que se usa en HK1NA para “loguear”, se encarga de avisar cual de ellas es multiplicador. Un doble clic encima de la estación necesitada te llevará inmediatamente a su frecuencia para trabajarla y regresar lo suficientemente rápido como para no perder tu frecuencia de llamada. Sin dudas, algo fantástico. Las últimas cuatro o cinco horas del concurso las pasé en 10 metros, contrario a lo que pensé, la propagación no estuvo como el sábado; lo mismo sucedió en 15 metros, dos bandas que generalmente aportan mucho hasta el final del concurso. Esto, sin dudas, contribuyó a un resultado final por debajo de lo esperado. En definitiva, no se logró el objetivo inicial que era superar lo realizado en el 2012, se terminó con una puntuación a reclamar de 42.822.198 puntos, producto a 15.156 contactos válidos, 203 zonas y 756 entidades trabajadas. Esa misma noche, todos regresaron a sus casas: Pedro regresó a Cartagena, mientras que con Jorge se fueron a Barranquilla Pepín, Thomas y Ville, quienes volaban el lunes temprano en la mañana. En Jumanji solo quedamos Mariano, Frank, Lars, Juan Carlos y yo, que iríamos a Barranquilla al día siguiente. De cualquier manera, a mi no me molestaba en lo absoluto quedar una noche más allí, parte del tiempo lo dediqué a actualizar con fotos recientes mi perfil de Facebook, contestar algunos mensajes y a llamar en 40 metros, por primera vez en SSB. A pesar del cansancio, debía aprovechar las veleidades que me ofrecía HK1NA.

  Lunes  

K9FY/ZL1IF y CO8ZZ

K9FY/ZL1IF y CO8ZZ

Al otro día en la mañana, Bolmar llamó para invitarnos a otro recorrido antes de la despedida. Más tarde vino acompañado de Freddy/HK1ANP, su concuño y vecino, a quien ya había conocido anteriormente. Baranoa, resultó ser muy parecido a Juan de Acosta con algo más de movimiento comercial. Allí, nos sucedió algo curioso cuando al visitar un centro comercial, el “manager” se nos acercó muy respetuosamente al verme con la cámara fotográfica y Juan Carlos como “modelo”, para explicarme que era política de la compañía no permitir fotografías en sus establecimientos. Cuando Bolmar le explico que éramos visitantes cubanos y que él y Freddy eran clientes del lugar (le mostraron una tarjeta), poco faltó para que nos diera un tour por el lugar. Conversamos por un buen rato sobre las características y proyectos futuros de la compañía dueña del establecimiento de una manera muy cordial, algo que ayudó a reforzar la buena opinión que sobre los colombianos ya tenía. La amabilidad y la buena educación, es algo innato en ellos y en quienes se dedican al comercio es mucho más notable, algo a lo que lamentablemente no estamos acostumbrados acá. Al regreso, dejamos a Freddy en su casa y aprovechamos para conocer su magnífica estación de radio e intercambiar tarjetas. Llegamos pasadas las tres y media de la tarde, ya Jorge nos esperaba. Sobre las cinco de la tarde tomamos camino a Barranquilla. Atrás quedó Jumanji en una especie de mágico estado de sopor, porque si de algo estoy seguro, es que entre concurso y concurso, HK1NA nunca duerme.   

Cerrando la jornada  

cenandoEn la noche, Jorge nos recogió en el hotel. Fuimos a cenar en un agradable restaurante relativamente cercano, al que llegamos luego de hacer un recorrido por la ciudad. Cuando Mariano y Salim se incorporaron al grupo, ya habían pasado por la mesa varios temas de conversación y otras tantas cervezas. Esa noche vivencié una vez más cuan especial es la radio. ¿De que otra manera podrían coincidir en un espacio tan pequeño como una mesa y en un ambiente tan fraterno, tantas nacionalidades y tan diferentes idiosincrasias: dos colombianos, un sueco-norteamericano, un argentino y dos cubanos? Sobre las once de la noche regresamos al hotel luego de despedimos de Salim y Mariano, quien se quedaría unos días mas en Colombia. Juan Carlos y yo volábamos a la una de la tarde desde Cartagena, por lo que Jorge quedó en recogernos a las ocho y media para tomar la buseta de regreso a las nueve de la mañana. Antes de ir a dormir nos despedimos de Lars, a quien un taxi lo recogería a las cinco para ir al aeropuerto y por tanto debía madrugar. Un abrazo a Lars nos acercó un poco más al final de estos inolvidables días.

Martes (La despedida)

HK1NA CQWW CW 2013

HK1NA CQWW CW 2013

Si hay algo que nunca me han agradado son las despedidas, sobre todo cuando se dejan atrás buenos momentos y mejores amigos. Justo a las nueve de la mañana del martes salimos rumbo a Cartagena. Cuando nos despedimos de Jorge, quedó atrás uno de esos grandes amigos recién cosechados, pero sin dudas también, el mayor responsable de todos los buenos momentos allí vividos. En el aeropuerto de Cartagena fue el último lugar donde tuve la posibilidad de actualizar a la familia y a los amigos, respondiendo algunos mensajes. Casualmente, mientras esperábamos el vuelo, coincidimos con un compatriota que vive en EEUU desde hace ya varios años y que visitaba Colombia por asuntos religiosos. Nos entretuvimos tanto conversando con él, que montamos al avión de últimos, cuando los demás pasajeros estaban ya acomodados en sus asientos. Al llegar al aeropuerto de Ciudad Panamá lo recorrimos en busca de Lars, quien debió estar allí en esos momentos, pero no tuvimos suerte. Llegamos a La Habana faltando quince minutos para las siete de la noche, terminaba así una semana de intensas emociones e inolvidables experiencias. Una semana donde de manera casi mística, confluyeron la amistad, el desinterés y el amor a la radio.

Agradecimientos y algo más…

Izq.Der. HK1MW, CO8ZZ, CO2JD y HK1ANP

Izq.Der. HK1MW, CO8ZZ, CO2JD y HK1ANP

Solo unos días luego de mi llegada a Las Tunas, el 28 de noviembre, decidí comenzar a escribir esta especie de diario de viaje, aunque la idea venía caminando desde nuestras primeras y estresantes jornadas previas al viaje, cuando Juan Carlos constantemente me repetía que sobre aquello debía escribir. La demora no ha sido por abulia ni desánimo, lo he escrito a retazos, cuando el tiempo y las musas lo han permitido. En estos últimos párrafos quiero incluir además de los agradecimientos algo más que me parece curioso: el origen del nombre de la estación. Ofrezco disculpas porque quizás a muchos les parezca extensa y excesivamente detallista esta narración; realmente he pecado de minimalista. Fue tal el volumen y la calidad de las experiencias vividas durante esta semana fuera de la patria que sin dudas, algún detalle debió escaparse entre tantos agolpados en mi cabeza. Ante todo, quisiera agradecer a quienes desde el principio, de una manera más o menos determinante, ayudaron al feliz desenlace de esta historia. Sobre todo y a pesar de no agradarle los reconocimientos, llegue el agradecimiento mayor a Jorge/HK1R, quien hizo posible que nuestra presencia en HK1NA fuera más allá de un proyecto soñado. A Pepín/HK3TK, por estar y extender su mano. Gracias además al Sr. Cónsul de Colombia en La Habana Dr. Helmut Bellingrodt, sin cuya amable y decisiva colaboración no se hubiera “desbrozado” a tiempo el camino. Por cierto, el Sr. Cónsul fue radioaficionado durante un tiempo y además, muy recordado entre sus compatriotas y colegas costeños, pues fue en Munich 1972, el primer medallista olímpico que tuvo su país. Allí alcanzó medalla plateada en tiro, en Los Angeles 1984 repitió esa misma actuación. El agradecimiento también al Sr. Roberto Rey/HK3CW, Presidente de la Liga Colombiana de Radioaficionados por el apoyo brindado en su momento, a mi QSL manager Erhard/DK1WI y a todos y cada uno de los grandes amigos que conocimos en Jumanji, por su humildad, por el apoyo incondicional, la hospitalidad y sobre todo, por la amistad más sincera que estamos seguros, sobrevivirá a la distancia y el tiempo. ¡Muchas gracias a todos!

Por qué Jumanji?

Fue algo que siempre me pregunté y estoy seguro, es una pregunta que muchos se han hecho. Salim/HK1T fue el primero con quien conversé sobre el tema, es una bonita historia la de Jumanji, valdría la pena escribirla o documentarla en un audiovisual. Según me contó Sal, cuando aún no existía nada más que la finca y una rústica construcción, alguna que otra vez operaban concursos de manera individual desde aquel edificio. Allí por supuesto, pululaban los animales que tenían la finca como hogar y con los que cohabitaban de la mejor manera posible, permitiéndoles incluso, dormir entre sus pies durante las noches de insomnio frente al radio. En una de las tantas ocasiones en que alguien le solicitó su anuencia a Jorge para operar desde allí, esta persona le comentó su propósito a Salim y este, ni corto ni perezoso le contestó – ¡Ah, tu para donde vas es para Jumanji!- haciendo referencia a la obra literaria de Chris Van Allsburg, luego llevada al cine y protagonizada por Robin Williams, en la que una casa, repentinamente se convierte en una muy bien poblada jungla, por el efecto de un mágico juego. Algún tiempo después, cuando se construyó la estación, se decidió bautizarla con este nombre en honor a la ocurrente respuesta de Salim. Ahora que lo pienso, el nombre no pudo ser otro, ¿la magia que se respira y se siente en HK1NA no habrá sido heredada de su literario bautismo?

Las Tunas, Enero 06 de 2014

Descargar versión publicada en National Contest Journal (NCJ)  Enero/febrero de 2015

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.