May 17 2016

Un Chaparrero siempre invicto

Por Raúl Verdecie/CO8ZZ

CO8PREs Chaparra, al norte de Las Tunas, hogar de gente muy especial: humilde, trabajadora, alegre, hospitalaria. Quien alguna vez visita este tranquilo poblado, luego, no dejará de hacerlo, negando la máxima del poeta de “tratar de nunca regresar al lugar donde se ha sido feliz”. Ramón Domínguez Reyes/CO8PR, es uno de sus habitantes, tan “invicto” como el sitio que lo vio nacer hace 56 años y del que seguramente heredó la fuerza de voluntad y alegría de vivir que lo caracteriza, como compensación a las tantas pruebas que le ha impuesto el destino. Ramoncito, como es conocido por sus muchos amigos de la isla grande y “allende los mares”, es sin dudas, uno de los radioaficionados más conocidos por esta parte del oriente cubano, otro buen Chaparrero y mejor persona, Alexy Rojas/CO8KA, tuvo el buen tino de interesarlo por la radioafición.

“Me inicié en 1992, -cuenta Ramoncito- no sabia siquiera que era la radioafición, un amigo me comentó sobre ella, en ese momento no me interesó pues lo consideré una pérdida de tiempo, pero con el transcurso del tiempo me empezó a llamar la atención, pues era el tema de conversación todas las tardes, así me picó el bichito de la radio”. Su primer “transceiver”, como el de muchos de nosotros por aquellos años, fue un “Islander” construido por él mismo, con partes de receptores de TV y radios “musiqueros” en desuso, en la actualidad cuenta con un Yaesu FT-B y además de el cacharreo y conversar con sus amistades sobre diversos temas, gusta también del DX. “No puedo decir que soy diexista pero me gusta, y siempre que puedo hago el intento. Sobre todo busco países difíciles, me entretiene mucho conversar con los colegas, intercambiar información de electrónica y otros temas, el de las antenas me fascina, sobre computación busco aprender todo lo que pueda”.

Para muchos, la radio es algo más que un simple pasatiempo, forma parte cotidiana e indispensable de nuestras vidas, para Ramoncito es y será, una necesidad casi fisiológica. Poco tiempo después de su nacimiento, el 18 de septiembre de 1954, se descubrió que padecía de una enfermedad congénita. “Cuando nací, como era costumbre por aquella época, el parto fue atendido por una comadrona, sorprendidos, vieron que mis pies estaban doblados hacia adentro -lo llaman “pies varos equinos”, acota- y apenas me movía, lloraba muy débilmente.

Al otro día, los médicos me examinaron y diagnosticaron muerte cerebral, ¡gracias a Dios se equivocaron! -cuenta jocosamente- porque en realidad, padezco de distrofia muscular”. Sin dudas, justo desde su llegada al mundo, comenzaron los retos para este chaparrero de cepa. Caminó a los tres años, luego de una intervencion quirúrgica, pero a los siete, retornaron los problemas con sus pies. “Entonces me llevaron a la Habana, allí me operaron y trataron con medicamentos y fisioterapia pero no pude terminar el tratamiento debido a la “crisis de octubre”, regresamos y a causa de nuestro bajo nivel económico, nunca más volvimos a la capital”.

Sus limitaciones físicas, Ramón las ha suplido con su avidez de conocimiento y fuerza de voluntad, amén de la incondicional ayuda de su familia, en la que su hermana Iraida, también es radioaficionada con indicativo de llamada CO8IU . Aprendió a leer y escribir a los 18 años, gracias a un maestro que vivía cerca de su casa, para luego, a golpe de sacrificio, continuar los estudios secundarios y finalmente, obtener el 12 grado en la Facultad Obrero Campesina. “(…) aprendí a leer y a escribir gracias a un maestro que vivía cerca, José Rodriguez, al que le debo todo lo que se.

Mis estudios posteriores se los debo a mi padre quien haciendo un gran esfuerzo, me llevaba todas las noches en su bicicleta (…) en este periodo también estudié el idioma ruso por radio, electrónica e idioma inglés”. Sin embargo, Ramoncito se confiesa un eterno deudor de nuestra afición común, “Mi vida tiene un antes y un después de la radio”, la llegada de la radioafición a su vida, constituyó un aliciente, al margen de que hasta ese momento, nada había sido obstáculo para su fortaleza de carácter. “(…) cambió totalmente mi vida (…) me hizo sentir útil, he podido ayudar a otras personas en muchísimas ocasiones, nunca olvidaré -rememora- cuando un colega que vive en otra provincia, pero tiene familia aquí en Chaparra, me pidió que los visitara para saber de ellos, yo por supuesto los visité y al otro día, cuando le conté como estaba su familia, le dije que me había costado un poco de trabajo encontrarlos ya que las calles estaban un poco malas y que era bastante lejos y que yo iba en mi silla de ruedas (..) ¿Como que silla de ruedas? -me dice- mira, es que soy impedido físico, Compadre, -me dijo- que pena contigo, ¡yo no lo sabia! (…) -rápidamente le repliqué- pues no sientas pena, porque me diste la oportunidad de ser útil y no sabes la satisfacción que siento cuando puedo ayudar a alguien”, Ramoncito es así, sin dudas, su jovialidad y sentido de la amistad le ha servido de fuerte asidero.

En su opinión, el papel de la Federación de Radioaficionados de Cuba, debería de recibir más promoción, en organizaciones como la ACLIFIM y la ANCI, al menos él, desde su posición, lo hace “(…) puedo afirmar, que en el caso de personas limitadas físico-motoras, la radio puede ayudar mucho en lograr una reincorporación social plena, lo digo por mi propia experiencia. Antes de conocer la radio tenia muy pocos amigos debido a mi limitación (…) mis amistades eran mis vecinos, un reducido grupo de personas, ahora, los puedo contar por cientos, cubanos y de otros países (…) a este hobbie le debo un cambio radical en mi calidad de vida y nunca lo abandonaré”. Pues si, ¡Que así sea! Que por muchos años más estés junto a nosotros, contagiándonos con tu alegría de vivir y ofreciendo a todos tu amistad incondicional.

Share

2 comentarios

  1. Muy interesante este articulo, conoci mas de la Vida de este colega que entrega y amor! Gracias a estos valores sus limitaciones Fisicas no han impedido el tener vision y pasion!
    Gracias Raul por este blog el cual es muy interesante y de gran valor para toda la Radioaficion
    Un saludo de CM6AZE.

    • Adrian Lopez Quintana on 24 mayo, 2017 at 9:50 pm
    • Responder

    Hola Amigos! Que alegria me da ver a mi gran amigo y hermano Ramoncito, CO8PR; persona a la cual quiero y estimo mucho al igual que sus padres y familia. Llegue a el un fuerte abrazo de su amigo ex-CO8ESE, ya hoy casi CO7ESE, de regreso a la radio despues de casi 8 años asusente de este hobby que tanto llevo en mi sangre. Un abrazo Pitufo como siempre le hemos dicho

    73
    Adrian

Deja un comentario

Your email address will not be published.